Copas menstruales. Descubre cómo usarlas de manera segura

Feb 2, 2021 | Todo sobre Sexo | 0 Comentarios

Las copas menstruales son cómodas, saludables, reutilizables, económicas y ecológicas, ideales para mujeres de todas las edades. ¿Quieres saber cómo usarla?

Las copas menstruales son una opción muy segura para el manejo de la menstruación. Están marcando un antes y un después en todas esas mujeres que buscan la mayor comodidad posible durante los días de su período o ciclo menstrual. Cada vez son más las mujeres se decantan por ellas, gracias a sus maravillosas ventajas.

En los últimos años se han vuelto más populares y su uso se ha extendiendo más por razones higiénicas, de salud y también medioambientales; gracias a nuevos materiales que las fueron haciendo más cómodas e hipoalergénicas. Así como a una mayor conciencia ambiental, lo que supone un gran beneficio para la salud de la mujer y para el medio ambiente.

Losproductos de higiene femenina han evolucionado mucho, con el fin de hacerles la vida más fácil a las mujeres. Por ello, estas copas son un producto seguro, fácil de usar y tan fiable como los tampones o las toallas higiénicas. Así que, si estás pensando en probar las copas menstruales, entonces te gustará conocer estos detalles que te confirmarán que son totalmente seguras, eficaces y sin riesgos para la salud.

¿Qué es una copa menstrual?

Copa para la regla o copa vaginal, es un pequeño recipiente reutilizable que se coloca en el interior de la vagina durante los días de menstruación, para contener el flujo menstrual que segrega el útero. A diferencia de los tampones y toallas higiénicas, la copa vaginal no absorbe la sangre sino que, queda almacenada en el interior de la copa hasta que se retira de la vagina y se desecha el fluido.

Básicamente, se trata de un dispositivo de higiene íntima femenina en forma de campana, que generalmente, suele estar fabricado en distintos materiales como: látex, silicona de grado médico o plástico quirúrgico. Algunos son desechables, otros se pueden lavar y volver a utilizar.

Sus materiales no contienen productos químicos que puedan ser absorbidos por el cuerpo y causar algún daño en la salud. Además, no acumulan gérmenes; no alteran el pH vaginal, son mucho más respetuosos con la zona íntima; y no generan desechos, ya que al ser reutilizable puede durar alrededor de 10 años con el mantenimiento adecuado, resultando una opción ecológica sustentable.

Las copas menstruales son un buen método alternativo para sustituir las toallas sanitarias y los tampones durante los días de regla. Siendo una opción más cómoda, económica y ecológica además, suponen un sistema seguro e indoloro para recoger la sangre de la menstruación, de manera que no sobresalga y pueda ocasionar manchas en nuestra vestimenta.

Beneficios de usar las copas menstruales

La copa menstrual deposita el flujo en lugar de absorberlo, por lo que no deja restos de fibras y, por lo tanto, no produce alteraciones en la zona vaginal. Existen muchas razones para comprarlas. Así como también, ofrece muchas ventajas muy beneficiosas para ti y para tu cuerpo, a continuación, te las mostramos:

  • Económica: Aunque el precio inicial es más costoso, pero asequible a largo plazo, se gasta menos que comprando otros productos para la menstruación como toallas o tampones. Con ellas se hace un solo gasto y se recupera la inversión a los pocos meses, ya que su duración con los cuidados adecuados puede ser de varios años.
  • Ecológica: Las copas menstruales se utilizan ilimitadas veces durante el período menstrual sin generar ni un solo residuo, que podrían contaminar el ambiente. Son mucho más ecológica que los tampones y toallas sanitarias. Con ellas contribuyes a preservar el medio ambiente.
  • Higiénica: La copa menstrual queda totalmente ajustada en el interior de la vagina, adaptándose perfectamente a la anatomía de cada mujer. Con el fin de recoger su flujo, por lo que ya no tendrás preocupaciones durante la menstruación, por si llevas la ropa manchada, los olores, etc.
  • Mayor protección: Brinda una total comodidad de hasta 12 horas de protección sin tener que cambiarla constantemente. Nada protege mejor que una copa vaginal; te mantendrá limpia y segura todo el día y toda la noche. Además, tiene un uso ilimitado, ya que la puedes introducir y extraer tantas veces como lo necesites, ilimitadamente.

¿Qué tan recomendable es la copa menstrual?

  • Evita infecciones: Las copas también ayudan a prevenir problemas causados por el uso de las toallas sanitarias, como la candidiasis (producida por el ambiente cálido y húmedo que estas producen); y la cistitis (que puede darse si las heces en la toalla transportan bacterias fecales a la uretra o a la vagina).
  • Comodidad: Se pueden utilizar diariamente durante todo el ciclo menstrual, incluso en esos días en que el flujo menstrual resulta más abundante. También se puede tener puesta durante toda la noche sin problemas, para dormir tranquila y cómodamente. Cualquier mujer, independientemente de la edad que tenga, puede usarla y comprobar por sí misma, la comodidad que supone llevar una de estas copas menstruales.
  • No reseca la zona íntima: No absorbe, sino que recoge el flujo menstrual, por lo que respeta el equilibrio íntimo; no produce sequedad asociada a otros métodos de protección convencionales. Además, al ser de un material suave y flexible, no absorben la mucosidad vaginal, ni reseca las paredes vaginales. Así como tampoco altera la flora bacteriana natural de la zona íntima.
  • Seguridad: Permite hacer cualquier tipo de ejercicio y deporte, como caminar, saltar, nadar, montar caballos, correr, bailar, en fin, puedes hacer lo que quieras. Mojarse en la lluvia, un río o el sudor no será ningún problema. Eso sí, no puedes tener sexo con ella puesta. Además, todas son compatibles con el uso de un DIU y otros métodos anticonceptivos.

Consejos para utilizar las copas menstruales

Antes de utilizarlas, lo primero que debes hacer es encontrar el tamaño que mejor se adapte a tu cuerpo. Ya que dependiendo de la marca, las copas menstruales pueden venir en diferentes formas y tamaños. Es importante tener en cuenta que el tamaño no tiene que ver con que el flujo menstrual sea mayor o menor.

Cuando vayas a usar tu copa por primera vez, probablemente te cueste un poco encontrarle el truco para ponerla y quitarla. Pero, no tienes de que preocuparte, solo será cuestión de tiempo. Con un par de veces que lo hagas, desaparecerán todos los problemas y los miedos que pudieras tener. En tal caso, aquí te dejamos unos prácticos consejos para que se te haga más fácil al momento de utilizarla.

¿Cómo se coloca la copa menstrual?

Antes de introducirla en la vagina, es importante leer y seguir las indicaciones que vienen en el paquete que indican cómo utilizarla.

  1. Asegúrate de que la copa está limpia y seca antes de insertarla. Posteriormente, lava muy bien tus manos con agua y jabón. Algunas incluyen copa de esterilización.
  2. Una vez lavadas las manos, solo deberás relajarte y doblar la copa menstrual por la mitad con tus dedos e introducirla en el interior de la vagina. Una vez dentro, los músculos vaginales la sostienen y recupera su forma natural. Se adapta a la anatomía de cada mujer, quedando abierta, con el cabo apuntando hacia abajo y formando una zona segura a prueba de fugas, de esta manera recoge la sangre.
  3. Si sufres de sequedad y al introducir o sacar la copa te molesta, puedes usar un poco de lubricante tantas veces como quieras, ya que no perjudica la copa.
  4. Cuando esté dentro de tu cuerpo, retira los dedos. Con este gesto, la copa se abrirá. Con algunas marcas de copas es posible que tengas que girarla un poco ayudándote de su punta, para asegurarte de que forme un sello para recolectar el flujo menstrual. Otras se abren automáticamente cuando la copa está dentro de la vagina.

Generalmente, la capacidad de la copa es de 30 ml, es decir, la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación. Por lo tanto, esta puede permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciarla.

Gracias a que las copas se pueden utilizar en cualquier momento del mes, es posible practicar la inserción y extracción para acostumbrase a ellas, a pesar de no estar menstruando.

¿Qué hago al retirar la copa vaginal?

Mientras tengas la menstruación, cada vez que extraigas la copa debes vaciarla y enjuagarla con abundante agua. Para ello, debes hacer lo siguiente:

  1. Para retirarla, es fundamental primero lavarse muy bien las manos con agua y jabón.
  2. Luego, se presiona con los dedos la parte inferior de la copa para romper el vacío y se tira suavemente del cabo hacia abajo para acercarla o hasta que sobresalga la base de la copa; lo suficiente fuera de la vagina como para poder agarrarla sin derramar.
  3. Puedes vaciar el contenido en el inodoro y limpiar la copa con abundante agua y jabón neutro, suave y sin perfume. Sin embargo, si estás en un baño público y no tienes acceso privado a un lavabo con agua, puedes usar toallitas para limpiarla y volver a introducirla.

Al finalizar el ciclo menstrual, aparte del lavado habitual con agua y jabón, se debe esterilizar con agua hirviendo. Déjala al menos 3 minutos en el agua, así eliminarás las bacterias que pueda adquirir al manipularla. Luego puedes guardarla preferiblemente en una bolsita de algodón, hasta la próxima menstruación.

¿Cómo elegir la mejor copa menstrual?

Cada vez son más las mujeres que eligen las copas menstruales para pasar su menstruación por tratarse de un producto ecológico, seguro y más económico que otras opciones. Actualmente, existen muchos modelos en el mercado, incluso con una variedad de colores (se obtienen con colorantes alimentarios, totalmente inofensivos para la salud sexual de la mujer). Hay copas compactas y discretas, para mujeres con flujos abundantes o diseñada para principiantes. Pero, ¿cómo elegir la que mejor me conviene? Según los ginecólogos, estos son los aspectos más importantes a tomar en cuenta para que tu compra sea la mejor elección:

Por modelos

En el mercado hay distintas marcas que pueden presentar ligeras diferencias, pero principalmente encontrarás dos modelos de copas menstruales:

  • Con forma de campana: Esta es la más común,se inserta en la parte baja de la vagina, por debajo del cérvix y tiene un rabillo en la parte final para facilitar su extracción.
  • De diafragma: Este modelo no es tan conocido. Se coloca por encima del cérvix y se mantiene en esa posición por la presión del hueso púbico. Para retirarla se sujeta un dedo al reborde y se tira hacia abajo. Este se puede utilizar durante las relaciones sexuales, si no hay penetración.

Según tallas

Las copas menstruales se comercializan en varias tallas, adaptadas a la altura del cérvix de cada mujer, a la musculatura del suelo pélvico y la experiencia en su uso. La mayoría de las marcas ofrecen dos tallas como mínimo, en función del tamaño y su capacidad: talla grande y talla pequeña. Sin embargo, a diario más marcas están brindando más tamaños para poder ajustarse a todas las mujeres. Cada uno de estos tamaños está destinado a un grupo de mujeres con ciertas características.

Las copas menstruales de talla pequeña son idóneas para jóvenes menores de 30 años que no hayan tenido partos naturales o que hayan tenido hijos mediante una cesárea, que mantienen su virginidad y para aquellas que sean deportistas y tengan una musculatura pélvica fortalecida. Mientras que las copas de talla grande, están especialmente pensadas para mujeres mayores de 30 años, que hayan tenido partos vaginales independientemente de su edad y que su tengan flujo menstrual abundante.

Para escoger la talla adecuada también hay que tomar en cuenta ciertos factores determinantes como: la cantidad de flujo, si se ha mantenido o no relaciones sexuales, u otros detalles como la práctica regularmente yoga o pilates, etc.

Diferentes marcas

El presupuesto y las necesidades personales son los aspectos que van a determinar qué tipo de copa es la mejor para cada mujer. Existen muchas marcas en el mercado que pueden ayudar en la decisión para valorar la compra, hay algunas que cuentan con aplicador para hacer más fácil la inserción y otras, más distinguidas y utilizadas; incluso, tambien hay copas menstruales orgánicas. Todo es cuestión de lo que busques.

Cuidados de la copa menstrual

Es importante recordar que antes de tocar la copa siempre se deben lavar las manos muy bien. Una vez dicho esto, te explicamos qué cuidados necesita la copa: durante el período menstrual, debe vaciarse y lavarse la copa al menos 2 veces al día. Después de la menstruación, se deben seguir las indicaciones para limpiar adecuadamente la copa. Es fundamental, secar y guardar la copa de acuerdo a las instrucciones del paquete. Asegúrese de almacenarla dentro de un material natural (no hermético) como una bolsa de algodón.

Ahora ya sabes que, la copa menstrual es un método ecológico, económico, higiénico y muy saludable para vivir de otra manera ese proceso que las mujeres pasamos mes a mes, comprar y usarla será un poco más sencillo. Tan solo analiza toda la información que te dejamos aquí arriba y elige el modelo de copa que mejor se adapte a tus necesidades.

Comparte este contenido fácilmente 😉

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.